07 de Julio de 2017

Edamame, el superalimento que utilizamos en Babel por sus beneficios

Las recetas de nuestro restaurante son el fruto de  la unión de los mejores ingredientes de puesto de mercado, la tradición mediterránea, y una continua labor de investigación e influencia de otras culturas. Es esto último lo que aporta ese toque de modernidad y vanguardia a nuestros platos.

Una de las últimas tendencias gastronómicas que hemos introducido en nuestra cocina es el uso de edamame, uno de los superalimentos más de moda y que tiene su origen en Oriente. ¿Lo conoces?

Se trata de los brotes de soja cosechados antes de su maduración, de cuya vaina se desprenden las semillas del interior para, normalmente, ser consumidos como snacks. Tras hervirlos unos minutos pueden aderezarse con sal en escamas y semillas de sésamo, e incluso se les puede dar un toque picante con pimentón o salsa de soja.

Pero lo que realmente atribuye el “super” a este alimento es una larga lista de beneficios sobre nuestro organismo más que demostradísimos. Es 100% natural, está totalmente libre de colesterol y gluten, bajo en calorías y una gran fuente de proteínas, hierro y calcio, pero es que además…

 

1. Te ayudará con la pérdida de peso.

"The American Journal of Clinical Nutrition", informó que las personas que siguen una dieta alta en contenido de proteínas y baja en grasas experimentaron menos hambre entre las comidas y tuvieron éxito en perder una cantidad significativa de peso. El edamame es rico en proteínas y bajo en grasas, por lo que es ideal si estás buscando adelgazar.

 

2. Combate las enfermedades cardiovasculares.

Según American Heart Association, el consumo de alimentos ricos en fibra pueden reducir tu riesgo de enfermedades del corazón. Se pueden encontrar 8 gramos de fibra en cada vaso de edamame cocida, que casi supone el 30% del total del consumo recomendado al día por especialistas.   

 

3. Ayuda contra el cáncer de mama u próstata.

Las isoflabona predominante en la soja contiene propiedades antioxidantes que inhiben el crecimiento de las células cancerígenas en estos dos tipos de cáncer.

 

4. Refuerza tus huesos.

El Edamame contiene manganeso, vitamina K, potasio y magneso.

El magnesio ayuda a que los huesos se mantengan fuertes y la vitamina K les añade densidad. El potasio y el magnesio previenen la osteoporosis y las isoflavonas también ayudan a mantener la densidad ósea.

 

5. Es bueno para la depresión.

El exceso de dehomocisteína interfiere en la producción de las hormonas que nos hacen sentirnos bien como la serotonina, la dopamina y la norepinefrina, que regulan no sólo el estado de ánimo, sino también el sueño y el apetito. El edamame ayuda con la prevención de demasiada dehomocisteína en nuestro cuerpo.

 

6. Contra la diabetes.

Las personas con diabetes tipo 2 pueden llegar a padecer la enfermedades de riñones.

Las vainas de soja son buenas para combatir enfermedades renales, ya que reducen las proteínas de la orina, que pueden llegar a causar proteinuria.